1.- ¿Qué ES LA OSTEOPATIA?

Técnica de exploración y tratamiento biomecánico mediante métodos terapéuticos manuales cuyo objetivo principal es conseguir equilibrar a nivel anatómico-fisiológico estructuras del organismo con una función alterada y que han creado lesiones agudas y/o dolencias crónicas”.David Gallego López, osteópata C.O.2007


Los osteópatas pensamos que el origen de la dolencia puede ser variado: mala alineación
de segmentos corporales, deficiente postura, limitación de movimiento, debilidad muscular, estrés, sobrecarga músculo-esquelética, antiguas lesiones mal curadas, congestión vascular, etc., o el cúmulo de estos diferentes factores.

El objetivo de un tratamiento es restablecer la movilidad perdida y dar el equilibrio que merece el sistema músculo-esquelético, visceral y sacro-craneal, manteniendo la elasticidad del tejido conectivo en todos sus sistemas, sistemas alterados por el sedentarismo, malas posiciones, esfuerzos intensos, estrés, etc.

Las técnica osteopática es una técnica muy precisa que requiere tanto unos conocimientos profundos de la anatomía, fisiología y funciones del cuerpo humano, así como de la habilidad y destreza manual del profesional.

1.2. Conoces Técnicas de Osteopatía?

Las diferentes técnicas usadas en osteopatía se basan en el principio por el cual la función y la estructura del cuerpo dependen la una de la otra. Cuando la estructura está alterada a nivel músculo-esquelético, encontraremos alteraciones en otros sistemas del cuerpo. Esto se traduce en restricciones de movimiento, rigidez, cambios en los tejidos y asimetría. Estas son algunas de las técnicas que se usan en osteopatía:

Técnicas de Osteopatía de tejidos blandos. Son principalmente usadas en la musculatura de la espalda y consiste en estiramientos rítmicos, presión profunda y tracción. El objetivo es relajar músculos hipertónicos y eliminar edemas.

Técnicas de Osteopatía de alta velocidad. Con estas manipulaciones el terapeuta busca recuperar el movimiento total de una articulación bloqueada y normalizar los reflejos neurológicos. Son normalmente usadas en la columna vertebral y son aquellas que producen un sonido audible.

Técnicas de Osteopatía de músculo-energía. Son estiramientos en los que se pedirá la colaboración del paciente con contracciones musculares voluntarias que harán el estiramiento muy efectivo.

Técnicas de Osteopatía funcionales. Son técnicas muy suaves que llevan los tejidos del paciente en sentido contrario a la restricción de movimiento, es decir, los acompañaremos hacia el máximo confort. La idea es relajar los tejidos de tal forma, que anularemos los reflejos nerviosos que alimentan y mantienen las tensiones y bloqueos.

Técnicas de Osteopatía visceral. Las vísceras de abdomen y pecho pueden sufrir tensiones y restricciones en su movilidad que afectaran a su función o que podrán provocar dolor o molestias en otras partes del cuerpo. Esta rama de la osteopatía busca normalizar las relaciones entre las diferentes vísceras y eliminar tensiones en los tejidos de las mismas.

Técnicas de Osteopatía cráneo-sacra. Dentro del cráneo hay una membrana que envuelve el cerebro, continúa dentro de la columna protegiendo la médula espinal y acaba en sacro y cóccix. El sistema nervioso central, al cual recubre, controla la función de cada órgano, músculo y nervio en el cuerpo. Sutherland creía que los huesos del cráneo no estaban totalmente fusionados en la edad adulta, como normalmente se piensa, sino que en realidad hay un suave movimiento involuntario. Sugirió que este movimiento estaba influenciado por el flujo del líquido cefalorraquídeo, y que este movimiento se podía bloquear. Desarrollo unas técnicas suaves y sutiles que consisten en presiones ligeras que ayudan a liberar compresiones y bloqueos en el cráneo. La osteopatía craneal puede ayudar en muchos problemas de salud como dolores de cabeza y migrañas, dolores de espalda, estrés, alteraciones digestivas o sinusitis

Técnicas de Osteopatía de liberación miofascial. Las fascias son tejido conectivo que envuelven todas las estructuras del cuerpo (músculos, vísceras, meninges, etc.) de forma individual y en conjunto, por lo que podemos decir que las fascias no solo recubren las diferentes estructuras del cuerpo, sino que también las conecta entre si. Con movimientos, estiramientos y presiones la osteopatía libera restricciones en la movilidad de la fascias, consiguiendo un movimiento muscular y unas relaciones entre estructuras más equilibrada 

2.- INDICACIONES
La osteopatía puede beneficiar en todas las etapas de la vida: bebes, niños, jóvenes, adultos,  mujeres embarazadas y ancianos. Adaptándose a la edad y la morfología del paciente, se usarán unas técnicas u otras.

Veamos algunos ejemplos de problemas tratables con osteopatía:

o Del sistema músculo-esquelético: contracturas, tendinitis, lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, hernias discales, pubalgias,  dolores tras un traumatismo importante (deportivo, de circulación etc.)

o Del sistema neurológico: ciáticas, cruralgias, neuralgias cervico-braquiales, neuralgias faciales etc.

o Del Sistema neurovegetativo: estrés, ansiedad, problemas de sueño etc.

o Del Sistema Bucal o Estomatognático: problemas de oclusión dental, dolor mandibular, neuralgia del nervio trigémino, respisación oral, etc.

o Sistema circulatorio: problemas de circulación en miembro inferior/superior, hemorroides, edemas, taquicardias, etc.

o Sistema digestivo: acidez, hernia de hiato, estreñimiento, diarreas etc.

o Sistema ORL y pulmonar: sinusitis crónica, vértigos, migrañas, cefaleas etc.

David Gallego López (Osteópata)